sábado, 18 de junio de 2011

Las transaminasas en sangre

Una de las pruebas más frecuentes en el laboratorio de análisis clínico son las transaminasas. Los médicos las piden principalmente para valorar la función del hígado. Estos son algunos detalles que pueden ayudarte a entender la utilidad que tienen.

En este caso particular cuando hablamos de transaminasas, estamos hablando de dos enzimas (proteínas con función catalítica): la GOT y la GPT. En la actualidad se usa los términos ASAT y ALAT, respectivamente.

GOT = ASAT  (Transaminasa Glutámico Oxaloacética = Aspartato Amino Transferasa)
GPT = ALAT  (Transaminasa Glutámico Pirúvica = Alanino Amino Transferasa)

Estamos hablando en cada caso de la misma enzima, sólo que se aplica una nomenclatura diferente en función del tipo de reacción y los sustratos que ayudan a catalizar. La segunda es la más actualizada y mejor aceptada.

Copyright (c) 123RF Stock Photos
Estas enzimas, se encuentran localizadas principalmente en el hígado, y en menor grado en los tejidos musculares. Por esta razón la relación entre problemas del hígado (hepáticos) y el valor de las transaminasas en la sangre, y en menor medida claro, para el caso de los músculos.

Vamos a hacer una diferenciación entre ambas por razones didácticas. No veremos detalles bioquímicos, simplemente las implicaciones que tiene su medición.


Valores Normales de las Transminasas:

Varia un poco según el método, por esta razón debe consultar en su reporte de laboratorio los valores que éste considera como normales, pero para una referencia tenemos los siguientes:

ASAT  Menor a 40 U/L.
ALAT  Menor a 45 U/L.

ASAT (Aspartato amino transferasa) o GOT

Esta enzima se encuentra ubicada en el citoplasma y en las mitocóndrias de las células hepáticas y musculares.
Cuando se encuentran valores elevados es porque existe algún tipo de lesión hepática y también cuando hay un problema de necrósis en el tejido cardíaco (miocardio). Al ser una enzima que se encuentra dentro de las mitocóndrias, su elevación en sangre muestra que el daño o lesión tisular ha sido o es de mayor magnitud.

ALAT (Alanino amino transferasa) o GPT

Es una enzima que se encuentra localizada sólo en el citoplasma de las células hepáticas y musculares. Y de igual manera se encuentra elevada principalmente en lesiones o problemas hepáticos, muy poco en problemas cardíacos.

Casos de elevación de las Transaminasas

Como ya vimos, principalmente se elevan en afecciones hepáticas y problemas necrotizantes cardíacos o musculares.

Transaminasa ASAT:

- Aumentada en las hepatitis. Si el cuadro es agudo, como en las hepatitis virales A, los valores pueden ser extremadamente altos, incluso 100 veces más. Para los cuadros crónicos los valores se elevan de una manera mucho más moderada.
- Cuando hay infarto de miocardio, existe una elevación de esta transaminasa en las primeras horas, y suele usarse junto con otras pruebas laboratoriales como la CPK-MB y la Troponina I. El valor de la ASAT es máximo a las 30 - 36 horas del infarto, a los 3 días ya es normal.
- Las Dermatomiositis, la rabdomiólisis, la polimiositis, los traumas de tejido muscular y diversas miopatías, la embolia pulmonar, el infarto pulmonar, las lesiones isquémicas y en general cualquier necrósis muscular implica una elevación más o menos acentuada de esta transaminasa.

Transminasa ALAT

- Aumentada principalmente en problemas de índole hepático. Valores extremadamente altos cabe encontrar en problemas hepáticos agudos. De manera similar a como lo hace la ASAT.
- Aumenta también en las metástasis hepáticas, hepatocarcinoma, etc.

Una explicación más detallada de como interpretar la elevación sanguínea de las Transaminasas

Aumento mayor a 10 veces lo normal:

 - Hepatitis viral
 - Hepatitis tóxica
 - Muy infrecuentemente en obstrucción biliar aguda (mejor marcador para esto la Fosfatasa alcalina y bilirrubinas)

Aumento menor a 10 veces lo normal:

  Pueden darse dos situaciones:

    Relación ASAT/ALAT mayor a 2:

      Hepatitis alcohĺica
      Cirrósis hepática

    Relación ASAT/ALAT menor a 2:

     - Hepatitis vírica
     - Patologías biliares

Sin embargo, una última recomendación: en medicina todo es relativo y pueden presentarse casos de pacientes que no se ajusten exactamente a estas distribuciones. La valoración médica, los análisis auxiliares que se solicite: ecografías, tomografías, biopsias, y en general el estudio integral del paciente, permitirá llegar a un diagnóstico diferencial y preciso. Un análisis de transaminasas sólo es una parte de un conjunto de pruebas que ayudan a diagnosticar o seguir la evolución de una enfermedad o de un paciente.

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.