martes, 27 de octubre de 2009

La Amilasa

¿Qué es la amilasa?


La amilasa es una enzima que es producida principalmente por el páncreas y las glándulas salivales, y en mucha menor medida, aportan con su producción, el hígado y las trompas de Falopio.

La amilasa es eliminada por medio de la orina, razón por la cuál, las personas en condiciones normales, tienen concentraciones habituales, dentro de ciertos rangos, tanto en la sangre como en la orina. Denominándose amilasemia al valor de amilasa en la sangre, y amilasuria, al valor de amilasa encontrado en la orina.

La amilasa, o más propiamente dicho, las amilasas, por que existe más de una isoforma, son enzimas hidrolasas, que catalizan la hidrólisis de ciertos polisacaridos, concretamente aminopectina, amilosa, glucógeno y sus productos parcialmente hidrolizados.

Valores Normales de Amilasa


Existen unos 200 métodos para la medición de Amilasa, en sangre o en la orina, y según el método que se emplee se tendrá una escala diferente de valores normales. Una de esas escalas, es la que utiliza las unidades Somoggi-Nelson, en este método, los valores normales en sangre son de 60 a 150 unidades Somoggi-Nelson/dL.
Otras escalas, dadas en U/L en las que usa una reacción más o menos compleja, con un sustrato de 2-cloro-4-nitrofenil-alfa-maltotriosido que es hidrolizado por la amilasa para producir 2-cloro-4-nitronaftol, cuya velocidad de producción es monitoreada a 405nm, en este método, los valores normales a 37ºC son para el suero <86 U/L y en la orina <470U/L. El criterio que se usa para usar un método u otro, está dado principalmente por razones de disponibilidad de los reactivos que se vayan a emplear para hacer las determinaciones de amilasa. No es por tanto, un criterio económico, sino de acceso a los reactivos. Esto puede variar de país a país, o de proveedor a proveedor.

Causas del aumento de la amilasa


Una de las causas principales para que se puedan encontrar valores aumentados de amilasa en sangre, y en consecuencia en la orina, es la inflamación del páncreas, es decir, una pancreatitis, o también, una inflamación de una glándula salival. Se puede identificar en laboratorio el orígen exacto de la amilasa que ha aumentado, ya que se trata de isoenzimas, es decir, amilasas estrechamente relacionadas pero diferentes, sin embargo, esto no es rutina en un laboratorio clínico, ya que la sintomatología, es decir la semiología clínica suele ser concluyente, y junto con un examen de laboratorio de amilasa, se puede establecer perfectamente el orígen del aumento de la amilasa.

En el caso de las pancreatitis agudas, los niveles de amilasa se elevan ya dentro de las 8 a 12 horas, alcanzando picos, es decir, elevaciones máximas a las 24 a 36 horas, volviendo a valores normales unos dos o tres días después. En estos casos, los valores que se alcanzan en la sangre, fácilmente pueden ser diez veces o más de lo normal.

En el caso de pancreas hemorrágico necrosante, otra patología extremadamente peligrosa, también pueden encontrarse valores extremadamente elevados de amilasa.

En caso de existir una pancreatitis crónica, podremos encontrar elevaciones de la amilasa en suero, estás elevaciones, son mucho menos significativas que en los casos anteriores, pero son elevaciones que se hacen sostenidas en el tiempo mientras dure esta patología.

Otras causas para la elevación de la amilasa, aúnque nunca en valores tan significativos como en una pancreatitis crónica o necrosante, son una úlcera gástrica o duodenal perforadas, o en el infarto mesentérico.

Como ya dijimos antes, una variante de amilasa, que en el análisis rutinario no se diferencia de la pancreática, es la producida por las glándulas salivales, en consecuencia puede producirse elevaciones de amilasa en suero en el caso de parotiditis o vulgarmente conocida como paperas, y en la litiasis parotídea, es decir, en la formación de cálculos en glándula salival que terminan obstruyendo los conductos por los cuales se secreta la saliva a la cavidad bucal.
Una excepción es aquel incremente importante de la amilasa en el caso de parotidis epidémica, que señala además una afectación pancrática, la pancreatitis urliana.
Y entre otras causas para encontrar un incremento de amilasa, es la ruptura de una trompa de Falopio, en el caso de un embarazo ectópico, o en insuficiencia renal, en este último caso, no por causa de su producción aumentada, sino por déficit en su eliminación por la orina.

Causas de la disminución de la amilasa


Se puede observar descenso de los valores de amilasa en la orina, en el caso de carcinoma de pancreas, la disminución de los valores de amilasa en sangre en el caso de hepatopatías, no tiene ninguna significación, sin embargo, si se está frente a una pancreatitis hemorrágica necrosante, que mostró un incremento muy importante del valor de la amilasemia, un descenso excesivamente brusco y exagerado, puede ser evidencia de que el páncreas ha sufrido una destrucción masiva, lo cuál tiene un muy mal pronóstico.

martes, 13 de octubre de 2009

La albúmina

¿Qué es la albúmina?


La albumina es la proteína en mayor proporción en la sangre, se encuentra en la parte plasmática de esta. Es tan importante en el plasma, que su fracción corresponde entre el 50 y 65 % de las proteínas totales que circulan en él.

Es en consecuencia la presencia de la albúmina en la sangre es el principal responsable de que se mantenga la presión osmótica de ésta. Por esta razón, si llega a disminuir por diversas razones, el líquido que se encuentra en los vasos sanguíneos, se desplaza fuera de este e invade el espacio tisular, haciendo que las personas o los tejidos se vean inchados, es decir, edematizados.

La albúmina es esencial en todos los mecanismos de nutrición de las personas, interviene en el transporte de lípidos en la sangre, y sirve como molécula transportadora de muchas sustancias.

Importancia de la albúmina


La importancia de la albúmina en la nutrición se debe a que es una proteína que puede ser facilmente metabolizada, es decir, encontrándose en muchos alimentos, como puede ser el huevo, es facilmente digerida y asimilada.

Como toda proteína, compuesta por una secuencia de aminoácidos, tanto esenciales como no esenciales, estos son aportados a la alimentación del individuo. Por otro lado, si no hay una ingesta apropiada de proteínas, la albúmina que se encuentra en los diferentes tejidos del cuerpo, es catabolizada y sus componentes de construcción, es decir sus aminoácidos, en particular los esenciales, son usados allí donde sean necesarios.

Es por tanto, entre otras cosas, una especie de almacen de aminoácidos que pueden ser movilizados desde el hígado, donde es sintetizada, hasta los tejidos periféricos donde su degradación o catabolismo puede falicitar materia prima para la síntesis de novo de proteínas necesarias.

Como ya dijimos, es la principal responsable de que se mantenga la presión oncótica, es decir la presión osmótica coloide, gracias a que retiene el agua dentro de los vasos sanguíneos.

Cuando los valores de albúmina descienden por debajo de lo que se entiende por sus valores normales, disminuye la presión oncótica del plasma, y el agua es trasvasada fuera de los vasos sanguíneos, formándose en consecuencia edemas.

Otra de las funciones importantes de la albúmina como ya dijimos es la de transportar diferentes moléculas en el torrente sanguíneo, tanto orgánicas como inorgánicas. Esto se debe a que posee diferentes epítopes o regiones que pueden usarse como "bolsillos" para transportar esas moléculas. Así, la albúmina resulta el vehículo por medio del cuál pueden desplazarse por la sangre entre otras sustancias o moléculas, hormonas adrenales, tiroxina, bilirrubina, calcio, magnesio, grupos hemo, ácidos grasos libres y una variedad bastante grande de medicamentos, entre otros.

Valores normales de Albúmina


Los valores normales de albúmina en sangre (es común que se use el término: albúmina sérica, ya que es precisamente en el suero que resume de una sangre que se dejo coagular en tubo de recolección, que se realiza la determinación de albúmina, puede variar ligeramente entre diferentes poblaciones, sin embargo, se considera que el rango de valores normales es de 3.5 a 5.2 g/dL.

Valores Anormales de Albúmina


Se considerarán valores anormales aquellos que esten fuera del rango o intervalo señalado en el apartado anterior. De ese modo, valores que esten por debajo de 3.5 g/dL. serán consignados como hipoalbuminemia, y mientras más bajo sea, mayores serán las manifestaciones clínicas que se observan.

Su aumento no tiene mayores consideraciones, ya que en el único caso en que se observa una elevación es cuando la persona sufre de niveles variables de deshidratación, ya sea como consecuencia de una excesiva pérdida de agua por razones ambientales o de ejercicio, o por el simple hecho de que no haya una ingesta apropiada de líquidos, particularmente agua, en la dieta. Sin embargo, esta elevación no tiene ninguna significancia clínica.

Causas para que esté disminuída la albúmina


Varias son las causas para que haya hipoalbuminemia en el suero analizado. Entre las más comunes, estan la disminución de la síntesis de albúmina por parte del higado (insuficiencia hepática), por desnutrición muy grave, por pérdidas significativamente importantes de albúmina, principalmente en ciertas patologías del riñón, como es el caso del síndrome nefrótico.

También se observa en transtornos digestivos con pérdida de proteína (sangrados como consecuencia de úlceras, con la concomitante anemia), y en el caso de grandes quemaduras. Y finalmente, también puede observarse disminución de la albúmina en la sangre (hipoalbuminemia) en el caso de infecciones crónicas importantes o en caso de neoplasias.

También te puede interesar