sábado, 18 de junio de 2011

Las transaminasas en sangre

Una de las pruebas más frecuentes en el laboratorio de análisis clínico son las transaminasas. Los médicos las piden principalmente para valorar la función del hígado. Estos son algunos detalles que pueden ayudarte a entender la utilidad que tienen.

En este caso particular cuando hablamos de transaminasas, estamos hablando de dos enzimas (proteínas con función catalítica): la GOT y la GPT. En la actualidad se usa los términos ASAT y ALAT, respectivamente.

GOT = ASAT  (Transaminasa Glutámico Oxaloacética = Aspartato Amino Transferasa)
GPT = ALAT  (Transaminasa Glutámico Pirúvica = Alanino Amino Transferasa)

Estamos hablando en cada caso de la misma enzima, sólo que se aplica una nomenclatura diferente en función del tipo de reacción y los sustratos que ayudan a catalizar. La segunda es la más actualizada y mejor aceptada.

Copyright (c) 123RF Stock Photos
Estas enzimas, se encuentran localizadas principalmente en el hígado, y en menor grado en los tejidos musculares. Por esta razón la relación entre problemas del hígado (hepáticos) y el valor de las transaminasas en la sangre, y en menor medida claro, para el caso de los músculos.

Vamos a hacer una diferenciación entre ambas por razones didácticas. No veremos detalles bioquímicos, simplemente las implicaciones que tiene su medición.


Valores Normales de las Transminasas:

Varia un poco según el método, por esta razón debe consultar en su reporte de laboratorio los valores que éste considera como normales, pero para una referencia tenemos los siguientes:

ASAT  Menor a 40 U/L.
ALAT  Menor a 45 U/L.

ASAT (Aspartato amino transferasa) o GOT

Esta enzima se encuentra ubicada en el citoplasma y en las mitocóndrias de las células hepáticas y musculares.
Cuando se encuentran valores elevados es porque existe algún tipo de lesión hepática y también cuando hay un problema de necrósis en el tejido cardíaco (miocardio). Al ser una enzima que se encuentra dentro de las mitocóndrias, su elevación en sangre muestra que el daño o lesión tisular ha sido o es de mayor magnitud.

ALAT (Alanino amino transferasa) o GPT

Es una enzima que se encuentra localizada sólo en el citoplasma de las células hepáticas y musculares. Y de igual manera se encuentra elevada principalmente en lesiones o problemas hepáticos, muy poco en problemas cardíacos.

Casos de elevación de las Transaminasas

Como ya vimos, principalmente se elevan en afecciones hepáticas y problemas necrotizantes cardíacos o musculares.

Transaminasa ASAT:

- Aumentada en las hepatitis. Si el cuadro es agudo, como en las hepatitis virales A, los valores pueden ser extremadamente altos, incluso 100 veces más. Para los cuadros crónicos los valores se elevan de una manera mucho más moderada.
- Cuando hay infarto de miocardio, existe una elevación de esta transaminasa en las primeras horas, y suele usarse junto con otras pruebas laboratoriales como la CPK-MB y la Troponina I. El valor de la ASAT es máximo a las 30 - 36 horas del infarto, a los 3 días ya es normal.
- Las Dermatomiositis, la rabdomiólisis, la polimiositis, los traumas de tejido muscular y diversas miopatías, la embolia pulmonar, el infarto pulmonar, las lesiones isquémicas y en general cualquier necrósis muscular implica una elevación más o menos acentuada de esta transaminasa.

Transminasa ALAT

- Aumentada principalmente en problemas de índole hepático. Valores extremadamente altos cabe encontrar en problemas hepáticos agudos. De manera similar a como lo hace la ASAT.
- Aumenta también en las metástasis hepáticas, hepatocarcinoma, etc.

Una explicación más detallada de como interpretar la elevación sanguínea de las Transaminasas

Aumento mayor a 10 veces lo normal:

 - Hepatitis viral
 - Hepatitis tóxica
 - Muy infrecuentemente en obstrucción biliar aguda (mejor marcador para esto la Fosfatasa alcalina y bilirrubinas)

Aumento menor a 10 veces lo normal:

  Pueden darse dos situaciones:

    Relación ASAT/ALAT mayor a 2:

      Hepatitis alcohĺica
      Cirrósis hepática

    Relación ASAT/ALAT menor a 2:

     - Hepatitis vírica
     - Patologías biliares

Sin embargo, una última recomendación: en medicina todo es relativo y pueden presentarse casos de pacientes que no se ajusten exactamente a estas distribuciones. La valoración médica, los análisis auxiliares que se solicite: ecografías, tomografías, biopsias, y en general el estudio integral del paciente, permitirá llegar a un diagnóstico diferencial y preciso. Un análisis de transaminasas sólo es una parte de un conjunto de pruebas que ayudan a diagnosticar o seguir la evolución de una enfermedad o de un paciente.

martes, 30 de noviembre de 2010

CPK o creatincinasa

CPK y sus fracciones

La Creatinfosfokinasa, también llamada creatincinasa o simplemente CPK es una enzima que se halla en el músculo estriado, tanto miocárdico como esquelético, además del tejido cerebral.

La dosificación de esta enzima en el laboratorio clínico no reviste de mayores dificultades técnicas y se usan reactivos comerciales basados en métodos de cinética enzimática que con el uso de un fotocolorímetro o espectrofotómetro con cubeta termostatizada en cuestión de pocos minutos una vez que se ha separado la muestra de suero de la sangre del paciente, permiten obtener resultados fiables de la concentración de CPK y su fracción más importante la CPK-MB, de importancia diagnóstica en el infarto de miocardio.

Su elevación señala usualmente una lesión celular grave y en consecuencia, es de utilidad pues se halla elevada en enfermedades musculares como la distrofía muscular progresiva, o cuando ha existido o existe un daño con subsecuente destrucción celular de las fibras musculares, tal es el caso en la rabdomiólisis.

La CPK presenta isoenzimas distribuidas de manera particular en el cuerpo humano.

Así, una fracción de la Creatincinasa se encuentra en el tejido cerebral y pueden encontrarse casos en que habiendo daño tisular encefálico aquella esté elevada.

Sin entrar en mucho detalle, se debe señalar que la creatincinasa es una enzima compuesta por dos subunidades, la subunidad M y la subunidad B. En el tejido muscular estriado esquelétido la forma que prevalece es aquella enzima compuesta por dos subunidades M, es decir, es la creatincinasa fracción MM. En el tejido cerebral la forma de creatincinasa que se encuentra es la formada por dos subunidades B, es decir, es una creatincinasa fracción BB. Por su parte, en el músculo estriado cardíaco existen tambo en la forma MM como en una forma que combina ambas subunidades: M y B, conformando así la fracción Creatincinasa MB o por su abreviación CPK-MB.

En términos porcentuales, se tiene que:
  • La fracción CPK-MM forma el 96 % de la CPK en el músculo estriado esquelético.
  • La fracción CPK_BB aporta al 90% de la CPK que se encuentra en el tejido cerebral.
  • La fracción CPK-MB constituye más del 5 % de la CPK que se halla en el tejido muscular cardíaco.
Por esta razón, una de las utilidades más importantes que tiene la CPK-MB es servir como herramienta diagnóstica complementaria en el infarto agudo de miocardio, ya que sus valores comienzan a elevarse apenas unas tres horas después de sufrido el infarto, alcanza un valor pico a las 24 a 48 horas, y una vez superado el cuadro agudo sus valores comienzan un descenso bastante pronunciado hasta alcanzar la normalidad después de las 72 horas.

Por lo tanto, la creatincinasa, tanto en su forma total como en su fracción MB se emplean rutinariamente para coadyuvar en el diagnóstico de: una lesión de tejido muscular o un infarto de miocardio. Con una buena correlación entre sus valores y la extensión o magnitud del daño.

Valores Normales de la CPK

Los valores normales de la CPK, dependen del método empleado y varían ligeramente de unos a otros, pero suelen estar en:
  • Hombre: CPK menor a 190 U/L.
  • Mujer: CPK    menor a 170 U/L.
En los hombres los valores normales son ligeramente mayores a las mujeres dada su mayor masa muscular.
La fracción CPK-MB debe constituir menos del 4 % de la CPK total.
Consulte siempre los valores de referencia o normales que se encuentran en su resultado de laboratorio para hacer una evaluación del valor obtenido por el paciente.

Causas de aumento de la CPK

La CPK está elevada en las lesiones musculares esqueléticas, como se observan en mayor o menor grado después de necrósis musculares.

El ejercicio intenso puede elevar la CPK.

Los traumatismos y las cirugías.

Las lesiones cerebrales y las necrósis del miocardio. Cuando se habla de lesiones cerebrales, menconamos los accidentes cerebro vasculares y las encefalitis.

Es importante, si el laboratorio cuenta con las facilidades técnicas que se determinen las fracciones de CPK que se hallan elevadas. Actualmente el laboratorio clínico dosifica rutinariamente CPK total y CPK-MB.

Así, si se hallan valores de CPK total elevados con una fracción CPK-MB menor al 5 % de la total, es probable que esa elevación se deba a lesión muscular de tejido estriado esquelético, pero si la CPK-MB está por encima de ese 5% de la CPK total, se debe sospechar de un daño en el tejido cardíaco.

La Creatincinasa (CPK) se halla elevada en miopatías congénitas como son las distrófias musculares y en las adquiridas como la polimiositis y la dermatomiositis.

En los casos de rabdomiólisis de orígen medicamentoso, isquémico o tóxico.

En el delirium tremens se hallan valores de CPK elevados, con una buena correlación según la gravedad del caso.
Otros casos que cursan con elevación de CPK es el síndrome neuroléptico maligno, la hipertermia maligna.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Magnesio en la sangre

Después del potasio, el magnesio es el más importante de los cationes que se encuentran dentro de las células. Un ser humano contiene aproximadamente unos 20 a 25 g de magnesio que se encuentran repartidos de la siguiente manera: Hueso un 70 % y espacio intracelular el restante 30 %.
La concentración del magnesio dentro de las células es unas 156 veces más alta que fuera de ellas.
El magnesio es un cofactor imprescindible para diferentes procesos mediados por enzimas.
Se encuentra de igual modo, vinculado al equilibro del calcio y ayuda a mantener bajas las concentraciones intracelulares del calcio.
Juega un papel muy importante en el balance neuromuscular, donde actua de manera palarela a la acción del calcio.
Los requerimientos diarios de magnesio son ampliamente satisfechos con la leche y las legumbres que están en la dieta diaria normal de las personas. Se absorve en el intestino y su exceso se elimina por la orina, es decir, por vía renal.
Menos del 1% del magnesio total de un individuo se encuentra en la sangre.
Un tercio del magnesio en la sangre está unido a proteínas, principalmente albumina.

Valores normales del magnesio en sangre (magnesemia)


Los valores normales de Magnesio en la sangre (suero) tanto hombre como mujer es de 1.5 a 2.5 mg/dL.

Causas de Aumento del Magnesio


Suele ser infrecuente el aumento del magnesio en la sangre, pero puede observarse en:
Insuficiencia renal,
Por esceso de ingesta de magnesio.
Deshidratación.
Trauma de los tejidos
Hipoadrenocorticismo
Hipotiroidismo
Uso excesivo y durante mucho tiempo de algunas drogas como; litio, progesterona, aspirina y triamtereno

Causas de la disminución del magnesio


La disminución del magnesio, suele ser clínicamente más importante y más frecuente que el exceso.
Se produce en:
diarreas crónicas
fístulas intestinales,
malnutrición
alcoholismo crónico
hipoparatiroidismo
pancreatitis aguda
glomerulonefritis crónica
hiperaldosteronismo
cetoacidosis diabética
Despues del uso de algunas dromas como: diuréticos, anfotericina B, sales de calcio, ciclosporina, o por efecto del citrato que se aporta al organismo con transfusiones sanguíneas.

Hipermagnesemia


La hipermagnesemia, es decir, los valores elevados de magnesio en la sangre, se caracteriza por:
Para valores por encima de 3.5 mg/dL:
hipotensión,
Abolición de los reflejos
Nauseas y vómitos.
Para valores superiores a 7 mg/dL.
Obnubilación
Por encima de 12 mg/dL.
Coma y depresión respiratoria

Hipomagnesemia


En la hipomagnesemia, es decir con valores disminuidos de magnesio en sangre, los síntomas y signos se manifiestan cuando los valores han disminuido por debajo de 1 a 1.2 mg/dL.
Estos signos y síntomas que pueden encontrarse incluyen
Alteraciones del electrocardiograma, similar a la hipopotasemia.
Transtornos del ritmo cardíaco.
Temblores
Mioclonías
Tetanía.

Traducidas por tanto como debilidad, fasciculaciones musculares, depresión, agitación, convulsiones, hipocalcemia, hipocaliemia y arritmias cardíacas.

Dosificación de magnesio en laboratorio


La dosificación del magnesio en el laboratorio, es una prueba sencilla de ser realizada, no necesita de equipamiento complicado, y resulta ser una prueba rutinaria. Los métodos que se emplean en la actualidad permiten obtener rápida y eficazmente su medición en sangre.
Es necesario que las pruebas se realicen con muestras de sangre tomadas en ayunas.

También te puede interesar