lunes, 4 de enero de 2010

Calcemia: el calcio en la sangre


Calcemia

El calcio, con seguridad, es el mineral en mayor cantidad en el organismo humano. De los aproximadamente 1 a 2 kilogramos de calcio que tiene un ser humano, casi la totalidad está localizado en los huesos. Sólo un 2 % del calcio de una persona se encuentra en la sangre, particularmente en el plasma de ésta. A este calcio en sangre se le denomina calcemia.

La calcemia, es decir, el calcio en sangre, suele medirse en el laboratorio clínico, mediante sencillas pruebas colorimétricas, haciendo uso de reacciones químicas que producen un cambio de color en los reactivos, de una manera proporcional a la cantidad de calcio presente. Se mide el calcio en la parte líquida de la sangre, es decir, en plasma o suero.

Cuando se mide el calcio en sangre o calcemia, en realidad se están reportando de manera conjunta, las tres formas en las que se encuentra presente el calcio en la sangre:
  • un 46 % como calcio libre o calcio iónico
  • un 40 % como calcio unido a proteínas, y 
  • el restante 14 % como calcio que se encuentra soluble bajo la forma de sales de calcio como bicarbonato de calcio, citrato de calcio, fosfato de calcio, y sulfato de calcio.

Del calcio que se encuentra unido a proteínas, 4/5 partes lo hace con la albúmna, y sólo 1/5 se encuentra unido a otras proteínas del tipo globulina.

En el organismo humano, y otros seres vivos, el calcio cumple numerosos roles:
  • Ser parte constitutiva primordial de los huesos.
  • participa en la secreción de determinadas hormonas como la paratohormona y la calcitonina.
  • da estabilidad a la membrana celular
  • participa en la coagulación sanguínea, de hecho es un factor de ella.
  • participa de la transmisión del impulso neuromuscular.
  • participa de la transmisión del impulso nervioso.

Síntomas de los transtornos del calcio

Cuando existe un exceso de calcio en la sangre, es decir, una hipercalcemia, son comunes las náuseas, los vómitos, síntomas neuromusculares, debilidad muscular, confusión y transtornos del electrocardiograma con acortamiento del QT..

De la misma forma, un descenso del calcio en la sangre, llamado hipocalcemia, se suele manifestar como una tetanía, es decir, con un espasmo carpopedal, calambres, parestesias; pueden darse también, hipotensión, depresión, cuadros psicóticos y extrapiramidales. De igual manera, hay transtornos en el electrocardiograma, con alargamiento del QT.

Valores normales de la calcemia

Calcio total en sangre:  8.5 a 10.5 mg/gL
Calcio iónico                4.48 a 4.92 mg/dL

Causas del aumento de la calcemia: hipercalcemia


Se puede señalar que dentro de las causas más importantes para que exista un aumento del calcio en la sangre, tenemos: la tumoral, el hiperparatiroidismo, las endocrinopatías y otras.

Tumoral: en aquellos cánceres primarios o metastásicos que actuan por lisis del hueso, o por liberación de paratohormona, o mediante otras sustancias similares. También es frecuente la hipercalcemia en los tumores de seno y de pulmón. Eventualmente se ha observado hipercalcemia en otros casos de cáncer como en próstata, rión, aparato genitourinario, tiroides y otros. En mieloma y otros tumores linfocitarios.

Hiperparatiroidismo: la hormona paratohormona estimula la reabsorción de calcio en el túbulo renal y la hidroxilación de la vitamina D que favorece la absorción intestinal, con un efecto acumulativo que provoca la elevación del calcio en la sangre.

Endocrinológico: se observan hipercalcemia en diferentes enfermedades y síndromes, como ser Cushing, Addison, tirotoxicosis, feocromocitoma, acromegalia o en adenomatosis endócrina múltiple.

Otras causas. también es posible encontrar hipercalcemia en las inmovilizaciones prolongadas, en la insuficiencia renal crónica, despues de la ingesta de ciertos medicamentos como litio, vitamina D, antiácidos con calcio, tiacidas; o en diversas enfermedades como la sarcoidosis, la tuberculosis o en otras formas de hipercalcemia familiar.

Causas de la disminución de la calcemia: hipocalcemia


Se debe distinguir la verdadera hipocalcemia de la falsa. Esta última se da por efecto de una marcada disminución de la albumina en sangre.

En el caso de la verdadera hipocalcemia, se tiene como causas frecuentes a las enfermedades diarréicas, las enfermedades renales, particularmente síndrome nefrótico y nefritis, en la deficiencia de vitamina D provocada por malnutrición, malaabsorción o por enfermedad hepática; en el hipoparatiroidismo, en la pancreatitis aguda, por disminución de magnesio o fosfatos en la sangre; en la enfermedad de Wilson, por efectos medicamentosos, como puede darse por administración parenteral de magnesio, oxalatos y fosfatos, o por el tratamiento con hidantoinas o barbitúricos.

Calcemia y Osteoporosis


Como todos conocen, la osteoporosis, es una enfermedad que aqueja a un número importante de mujeres, y con mucha menor incidencia de hombres, que pasada cierta edad y por razones principalmente hormonales, produce la pérdida neta de calcio de los huesos. Los huesos por esta razón, tienden a volverse mucho más frágiles y quebradizos, auspiciando así las fracturas en los mismos.

Sin embargo, la relación que puede haber entre osteoporosis y calcemia, no es la que usulamente algunos médicos desinformados o malinformados tienen. Estos médicos, y sus pacientes, y la población en general, suelen tener la idea de que la hipocalcemia es una medida o un parámetro que apunta a la osteoporosis. Nada más falso, y de hecho, en ningún caso existe una relación entre la osteoporosis y la calcemia. La cantidad de calcio en la sangre no es un indicador del calcio en el hueso. La cantidad de calcio en la sangre o calcemia, como hemos visto, obedece a otras causas. Y hasta cierto punto, ha sido cuestionada la necesidad de suplementar con calcio la dieta de las personas mayores que sufren de osteoporosis. Existe por el otro lado la posibilidad de favorecer la formación de cálculos renales compuestos de sales de calcio cuando éste se añade en exceso a la alimentación de una persona.

También te puede interesar